statement

Mi trabajo aborda los excesos de la sociedad de hiperconsumo contemporánea y las relaciones de poder que la sustentan, su voracidad intrínseca y su capacidad para generar narrativas falsas (ficciones), utopías, políticas de ética dudosa, espacios geopolíticos excluyentes, identidades nómadas y segmentadas, y roles sociales complejos. Se nutre de la observación y la vivencia personal de los fenómenos que ésta genera a gran escala: el mercado global, la regeneración urbana y sus consecuencias (gentrificación, guetificación, mutación de la identidad urbana, división social, desterritorialización, etc.), las crisis humanitarias, las agresiones contra el paisaje, la transmisión viral de la información, las estrategias colaborativas y transdisciplinares, etc.

 

Con el paso de los años mi trabajo ha evolucionado hacia lo conceptual, situándose en posiciones de mayor compromiso ético, social y ecológico, evidenciando una honda preocupación por la "gente sin historia", el impacto social y medioambiental de ciertas políticas y actitudes comunes al capitalismo tardío y los relatos que sirven para justificarlas. Con técnicas y lenguajes diversos –fotografía, vídeo, instalación, arte sonoro, cartografías, textos y material de archivo-, y recurriendo a estrategias híbridas más o menos impostoras, mis proyectos funcionan como universos ordenados y comunicantes, siempre animados por la reflexión ético-estética y un afán ensayístico crítico-constructivo.

 

Entre ellos cabe destacar “Cualquier lugar es otro lugar”, una disección del modelo institucional de la cultura y sus utopías en España y otros países europeos, desarrollado con una beca del CoNCA otorgada en 2012, producido con sendas ayudas del Ministerio de Cultura (MCU 2011 y MECD 2012), y expuesto en el Instituto Cervantes de Berlín, el Tinglado 2 de Tarragona, así como en la Fundación Círculo de Lectores (CCCL) y Arts Santa Mònica en Barcelona.

 

Cabe mencionar también “The Scarred Transporter Project”, una investigación sobre la utopía consumista, el uso que nuestra sociedad hace de la tecnología y su impacto sobre el medio ambiente, asimismo desarrollado con una Beca del CoNCA (2013) y que cuenta con el aval del Ministerio de Cultura (MECD 2013). El trabajo fotográfico del proyecto fue expuesto por primera vez en Madrid en el marco del festival PHotoEspaña 2011. Posteriormente se expuso en el Centro de Arte Tomás y Valiente (CEART) de Fuenlabrada, adoptando la forma de una vídeo instalación expandida.

 

Recientemente he finalizado dos grandes proyectos paralelos: en primer lugar el titulado “A World Size-House”, una investigación contextualizada en Roma sobre el impacto social y urbanístico derivado de la recuperación y transformación de una docena de edificios abandonados que en tiempos recientes han sido dotados de una segunda vida en la forma de instituciones culturales. Este proyecto ha sido expuesto en la Real Academia de España en Roma (2016), la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid (2017) y el Museo de la Universidad de Alicante (2017).

 

Por otro lado, el proyecto #esegalloquieremaíz, una reflexión artística sobre los asesinatos y la desaparición de los 43 estudiantes de Iguala (México), realizado en estrecha colaboración con la comunidad universitaria y que ha sido desarrollado y expuesto en la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (2015).

Aunque la primera fase de mi carrera estuvo marcada por el dibujo, el desarrollo de series pictóricas complejas y el uso de textos, mi práctica siempre ha tenido un carácter conceptual tendente a la experimentación transdisciplinar. Mis proyectos se resuelven con aquellas técnicas y montajes que mejor se adecuan al contexto y el espacio expositivo, así como a sus objetivos y la reflexión que proponen. Así construyo un discurso preocupado por lo social y muy crítico con los excesos de la sociedad contemporánea, sus modelos, arquetipos y símbolos. Toda mi obra transpira una visión desencantada con nuestro modelo de “desarrollo”, sutilmente combativa y sarcástica, con una velada inclinación hacia lo underground.

 

Partiendo de este marco conceptual, investigo algunos grandes temas de raíz existencialista, tales como la capacidad transformadora del individuo, la búsqueda del sentido en la cotidianidad, los mecanismos de subjetivación y construcción de la identidad, la memoria personal y la desmemoria colectiva. Y lo hago mediante estrategias híbridas basadas en la impostura visual, la subversión de valores y el contraste.

 

Muy a menudo yuxtapongo piezas de aspecto “avanzado” con otras de naturaleza más “tradicional”, casi orgánica, realizadas con técnicas manuales, objetos y materiales comunes; otras veces uso material de archivo, tecnologías obsoletas y máquinas en estado ruinoso, olvidadas hoy cuando hace no mucho encarnaban el concepto del bienestar y la utopía de su época. Todas mis piezas tienen mucho de falsedad, de realidad impostada en pro de la integración en los grupos sociales de referencia, en un intento vano por eludir la alienación ontológica del individuo contemporáneo.

My work stems from my deep fascination for contemporary society, its inherent voraciousness and its capability to produce information, false narratives (fictions), utopias, different roles and complex identities. Consequently, I scrutinize various phenomena produced by our society, such as global markets, the cultural industry, the transformation of obsolete public spaces and infrastructures, the acts of aggression towards the landscape, viral transmission of information, the suburban lifestyle, the virtual experience, social networks, along with some other massive events (sports, political campaigns, charity shows, etc.).

I deal with the excesses of contemporary hyperconsumption society and the relations of power that support it, its intrinsic voraciousness and capability to produce false narratives (fictions), utopias, ethically-dubious policies, excluding geopolitical spaces, segmented identities and extremely complex social roles. Over the years my practice has evolved towards and taken a conceptual turn, placing itself in positions of greater ethical, social and ecological commitment, with a deep concern for humanitarian crises, the people with no history, the social and environmental impact of certain policies and attitudes quite common in late capitalism, and the stories told to justify them. With diverse techniques and languages ​​-photography, video, installation, sound art, cartography, texts and archives- and through the use of more or less truthful hybrid strategies, my projects function as ordered, communicating universes, always driven by an ethical-aesthetic reflection, and a critically-constructive essayistic zeal.

In my career’s early stages I used to develop complex series of paintings along with mixed-media works that included drawings, collages and texts. Nonetheless, in the past decade my work has become more and more conceptual thus requiring the use of thematically focused, interdisciplinary projects and a hybrid strategy based on visual imposture, provocation through texts, subversion of values and contrast. This rapid evolutionary process has given me the chance to use other techniques such as digital photography, computer-generated imagery, video projections, sound art, and installations.

Generally speaking, my multimedia, interdisciplinary projects are meant to somehow challenge the observer. To do so, I construct a remarkable personal universe grounded on observation and a thoughtful analysis of our society’s latest developments in the fields of social structures, landscape and urban planning, and information technology. I aim to create fictions which subtly portray a thoughtful, critical perception of our society’s most widely accepted models, archetypes and utopias. Within this conceptual framework, I deal with some key issues of existentialism but now updated, such as the individual’s transforming potential, the quest for material and ethical success, personal memory and collective forgetfulness.

I therefore juxtapose clearly techie pieces with others of a more “traditional” or “retro” quality, executed with obsolete technologies and everyday-life objects. Often times I use archival materials along with shabby, scrapped machines which nowadays are considered junk while not so long ago they illustrated the concept of wellbeing and symbolized utopia. It can be inferred that most of my works are false to a certain extent, meaning that whatever they represent is a mere simulation created by individuals to nicely fit in certain social groups, to deliberately deceive themselves, or to activate novel ways of avoiding isolation.

© 2017-19 JORGE CONDE. Creado con Wix.com

  • Facebook Black Round
  • Instagram Black Round
  • Twitter Black Round
  • Vimeo Black Round
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now